soltar-dolor

Cómo Soltar el Dolor Fácilmente

¿Cómo podemos soltar o liberar el dolor?, existen situaciones las cuales vivimos que consideramos dolorosas, incomodas, traumántes, tristes, etc. no importa como las llamemos, la experiencia es la misma.

Como para algunos una misma experiencia a unos les duele y a otros no, y pongamos un ejemplo muy sencillo en donde fuiste despedido de tu trabajo. Para algunos es una experiencia muy dolorosa pero para otros es todo lo contrario.
O cuando decidimos por un divorcio o separación, que unos lo tomamos más tranquilo y para otros es una experiencia muy dolorosa. También cuando tu vida cambia completamente por una experiencia de enfermedad o accidente.

Pero, ¿Porque sucede esto?, ¿Porque unos sienten que se les acabó el mundo y otros se sienten libres o ven la oportunidad ahí?

Todo radica en lo que significa para ti cada una de las experiencias, a cada experiencia nosotros le hemos dado el significado que tiene, y no solo a las experiencias, también a las personas, las cosas y todo lo que nos rodea, todo tiene un significado para nosotros, que es el que aprendimos o que decidimos darle.

Te pido que por un momento recuerdes una situación que en un pasado te provocó dolor, una situación similar a las que mencioné anteriormente u otra que te haya provocado dolor.

¿Ya la tienes en mente? ok, ahora describe que significó para ti o significa esa experiencia.

Te pongo un ejemplo:

En un pasado me dolió mucho el divorcio o separación con mi pareja, me separé porque creo que no me trataba como yo me merezco y aparte de eso me fue infiel, ni siquiera se acercaba a mi para intimar, prácticamente éramos como desconocidos viviendo en el mismo hogar. Eso significó para mi que no le importaba y que no ponía atención en la familia y la relación conmigo, hubo distanciamiento entre nosotros y ya hasta ni nos hablábamos, sólo para lo necesario, las cosas de los niños y de la casa, y discutíamos por cualquier cosa, todo era drama, también significó que nuestra familia se desmoronaba.

Bueno, ya que tenemos claro que nos dolió o nos duele ahora, te hago la siguiente pregunta
¿Qué fue lo que no diste en esa situación o experiencia? ¿De que eres responsable? Ojo, una cosa es responsable y otra muy distinta culpable. Probablemente tu ego se resista a contestar esas preguntas con respuestas como: Yo di todo de mi y no lo valoró.
Vamos a ser sinceros con nosotros mismos y contestemos sin juicio lo que en realidad somos responsables, el ego tiende a justificase a cada momento, por ejemplo: Le fui infiel porque no me atendía, le dejé de hablar porque solo me reclamaba cosas, me salía porque era puro drama en la casa y pues uno necesita de atención, etc.
Puedo seguirle con la lista pero mejor hasta ahí lo dejamos.

En el caso de una relación que te dolió o te duele contesta la pregunta ¿Que fué lo que no di, en que momento decidí no dar amor? te aseguro que si le pregunto a la otra persona sacará la lista fácilmente, y de igual manera si lo hacemos a la inversa. Regularmente nos resistimos a ver lo que no damos, el ego se resiste.

Teniendo claro eso, ahora, en cada esa experiencia le dimos un papel a esa persona, le asignamos un roll en nuestra vida, por ejemplo:
Mi proveedor de cariño, de amor, el que me engaña, el que me critica, el que me enamora, el que me hace feliz, el que me saca de mis casillas, el que me enoja, etc.

Eso es lo que significa para nosotros esa persona o experiencia.

Ahora, si nos vamos para el ámbito de las cosas, no es muy diferente de las personas.

Hagamos este ejercicio:
Imagina la cosa u objeto que mas quieras, recuerda que es lo que mas quieres o lo que más usas que no tienes 2 de eso, ósea que no tenga remplazo inmediato. Ahora imagínate que esa cosa se quema, se pierde, te lo roban, lo golpean, etc. ¿Qué sentirías si pasa eso? ¿te duele?
Pero, ¿porque te duele si la cosa no es parte de ti y ni siquiera de tu cuerpo?

Aquí ahondamos en que la cosa u objetos creemos que es parte de nosotros y que significa algo para nosotros.
Supongamos que tu celular es lo más preciado porque te costó una cantidad de dinero y te llevó más tiempo conseguirlo que muchas otras cosas, lo usas a diario porque te comunicas con las personas, para tu trabajo, etc. Significa para ti que es una manera de comunicarte y hasta te duermes con él.
Ahora, imaginare que se te perdió ¿como te sientes?
Algunos dirán que desnudo o incompleto, ¿pero donde está el dolor?

El dolor está en lo que creemos de cada cosa, en la idea que se encuentra en nuestros pensamientos, donde en nuestros pensamientos le damos realidad, donde se torna una experiencia, ya sea de dolor o placer, es ahí donde se proyecta, en nuestra mente.

Entonces si ahí se proyectó, ahí mismo puede cambiar, si cambio lo que creo de eso que me provoca dolor, el dolor prácticamente desaparece.

Crees que tienes dolor, porque crees que es posible eso, porque lo proyectamos en nuestra mente.

¿Y cómo me puedo liberar del dolor?

Decidiendo ver las cosas de otra manera, quitándole todo el significado que es para ti, encontrar la raíz de ese dolor, porque la mayoría de las cosas que nos duelen no es por lo que pasa en ese momento sino por lo que vivimos en un pasado.

En todo ese proceso doloroso o incomodo podemos pedir asistencia a Jesús o los ángeles para que nos ayuden a ver las cosas de otra manera. Podemos decretar lo siguiente:

“Amados Jesús y Ángeles, por mi libre albedrío decido ver de otra manera, permito que me ayuden a ver de forma diferente esta experiencia, que reconozco que me duele, y estoy consiente que el dolor que siento sólo está en mi mente, les entrego esta ilusión que no me permite ver las bendiciones que ya son en este momento, porque se que todo me ha sido dado, y que este dolor no es lo que parece, se que me he resistido a verme como tu me vez, permíteme ver atravéz de tus ojos, atravéz del amor, reconozco que soy el Hijo(a) de Dios. Gracias padre por estar conmigo siempre, gracias por ver la perfección en mi y en mis hermanos. Muéstramelo padre gracias, hecho está y así es.”

Recuerda que nada nos puede hacer daño al menos que creamos que nos puede lastimar, la creencia de eso está en nuestros pensamientos, decide recuperar tu poder y volver a tu paz.

Compártelo con quien creas le sea de utilidad, gracias por leerme.

Te mando un abrazo de luz.
Daniel López

Liberate del Dolor Fácilmente con el Curso Sanando con Ángeles
50% de descuento y Garantía de 111% 

Descargar Curso Sanando con Ángeles50% de descuento

Mira tenemos más para ti:

About The Author

Daniel López

Angeloterapeuta y Thetahealer, me gusta compartir todo lo que he aprendido en el camino, parte de mi misión de vida es que cada persona que conozca mostrarle su verdadero potencial para que sea feliz y comparta lo mejor de si mismo al mundo. También conecto a las personas por medio de las Redes Sociales y el Marketing Digital. La única forma de ser feliz es siendo tu mismo y desarrollando tu pasión. Nací en Monterrey, N.L. México

Déjanos tus Amables Comentarios