malmomento

Estoy pasando por un mal momento, ¿cómo salgo de él?

En repetidas ocasiones he recibido este mensaje en las redes sociales o por email. Y te puedo decir que en momentos de nuestra vida podemos llegar a sentirnos así que “estamos pasando por un mal momento” y cuando sucede todo lo contrario podemos llegar a decir que “estamos pasando por un buen momento”, pero…

¿Quién determina que es un mal o buen momento?, ¿en base a que hechos podemos decir que es un mal o buen momento?

Podremos poner a nuestro propio significado de un mal o buen momento, pero te quiero decir algo, ese significado sólo lo has construido tu y muy probable para alguien más será otra cosa completamente diferente.

Veamos esto desde otra perspectiva, imagínate en este instante que estas viendo una película, pero sólo vas a poder ver un fragmento de ella, ¿con ese fragmento crees poder determinar si es buena o mala la película?, tal vez si hubo emoción podrás considerarla como buena o tal vez no, o viste una parte en donde se apreciaba quietud, en cualquiera de los casos ¿seria precipitado juzgar con sólo una parte de la película verdad?.

Lo mismo pasa con las experiencias que vivimos, sería precipitado juzgarlas por buenas o malas, porque recuerda, que sólo te estas permitiendo ver un fragmento de la película y conforme van presentándose y sumando las historias, todo va cobrando sentido. Las experiencias catalogadas como “malas” ahora son experiencias que necesitaban pasar para que sucedieran ciertas experiencias y pudieras aprender o tomar consciencia de algo e integrarlo en tu vida.

Ahora nos damos cuenta que no existen experiencias buenas o malas, sólo existen experiencias perfectas para nuestro despertar.

En algún momento cuando me separé de mi esposa, pensé y llegué a creer que era una mala experiencia, pero ahora que lo veo, fue una experiencia perfecta, porque si no hubiera pasado eso, no estuvieras leyendo este email y tampoco hubiese conocido el amor como ahora lo conozco. Ahora te puedo decir que veo a mi esposa con otros ojos y amo de forma incondicional.

La suma de cada experiencia va formando algo único que sólo tu has vivido y caminado y con ello inspiras a otros, el camino por el cual andas no es casualidad y todo ello suma para tu misión de vida.

Si ya leíste mi libro sabrás que no existen límites para el amor y que los ángeles siempre nos acompañan en cada instante de forma incondicional para mostrarnos nuestro verdadero ser prefecto.

Feliz día y felices fiestas.

Te mando un abrazo de luz y bendiciones.

¿Quieres descargar el libro sanando con ángeles?, Descárgalo Aquí

Mira tenemos más para ti:

About The Author

Daniel López

Angeloterapeuta y Thetahealer, me gusta compartir todo lo que he aprendido en el camino, parte de mi misión de vida es que cada persona que conozca mostrarle su verdadero potencial para que sea feliz y comparta lo mejor de si mismo al mundo. También conecto a las personas por medio de las Redes Sociales y el Marketing Digital. La única forma de ser feliz es siendo tu mismo y desarrollando tu pasión. Nací en Monterrey, N.L. México

Déjanos tus Amables Comentarios