puente

Terapia regresiva con ayuda angelical

Por Norma Valle

“Todo lo que te sucede, es por algo”, puedo asegurarte que has escuchado ésta frase muchas veces, pero ¿Sabes lo que significa realmente?

Nuestro paso por éste plano es complejo pues está compuesto de muchas estructuras y motivos, pero el principal es el aprendizaje. Todos somos maestros y alumnos al mismo tiempo.

En efecto, todo tiene una razón de ser, un motivo. Todo lo que te está sucediendo actualmente es el resultado de experiencias pasadas, de otras vidas, de decisiones, acciones y sus consecuencias, de lo que hayas aprendido de todas ellas, como lo hayas asimilado o mal entendido decidirás en ésta y tendrás nuevas consecuencias.

Parece interminable, ¿no? Por eso es importante que empieces a limpiar tu “maleta kármica”, que recuerdes lo aprendido, que elimines rencores y situaciones pasadas, para que en ésta vida decidas con toda conciencia, actúes conforme a lo que decidiste aprender en ésta vida y dejes de sufrir y de acumular karma para que puedas trascender.

Todo el dolor, enfermedad, malestar, carencia económica, relación conflictiva, tiene una explicación y para poder encontrarla es necesario buscar en tu “archivo espiritual”.

Con éste tipo de terapia es muy sencillo lograrlo, te relajas por medio de respiraciones (parecido al principio básico de meditación) lo cual genera que vibres en armonía, más alto, y así puedes  contactar a tu ángel y a tus guías espirituales, hablar con ellos, verlos o sentirlos, nos muestran las causas exactas que generan el bloqueo, la raíz de lo que está sucediendo en tu vida y en qué momento nace (en ésta vida o en otra), te ayudan a comprender lo que tenías que aprender, perdonarlo, transmutarlo y como resultado se elimina la consecuencia y se limpia tu karma. Y al final te hacen un maravilloso regalo: equilibran tu energía y te ayudan a romper lazos kármicos. La diferencia con cualquier otro tipo de terapia psicológica es que el bienestar lo percibes de inmediato y no te toma años.

Tú escoges que aprender antes de iniciar una nueva vida, decides con quienes lo quieres aprender y que roles va a jugar cada uno. De ti depende como lo vas a hacer, si por el camino “fácil” o el “complicado” y va a depender de tu libre albedrío. Es por eso que es sumamente importante quitar las energías discordantes, que perdones esas situaciones para que no decidas desde el rencor, la tristeza o la ira y tu paso por este plano sea armónico.

No hay un límite de edad para éste tipo de terapia. De hecho con los niños funciona de una manera maravillosa, pues ellos no traen tantos miedos y prejuicios, se relajan fácilmente y conectan con sus ángeles rapidísimo. La experiencia para los niños es increíble pues rápidamente recuerdan su esencia  y fluyen con la energía. No permitas que tu hijo sufra y/o repita patrones. Puedes brindarle armonía de inmediato.

Recuerda: estás aquí para ser feliz. El dolor y el sufrimiento se te presentan para recordarte que traes situaciones sin resolver y que ya es momento de transmutar esas experiencias. De ti depende seguir sufriendo o hacer tu camino más fácil y menos doloroso. ¿Qué quieres para tu vida? ¿Cómo quieres transitar por ella?

El problema es nuestro sistema de creencias, el cual está basado en el miedo, la culpa perpetua y el resentimiento. En la religión y la educación nos inculcan que el sufrimiento es necesario, que te lo mereces. Lo siento, pero esto no es cierto. Los ángeles y los maestros ascendidos dictan cosas totalmente diferentes.  Puedes liberarte de todo ese dolor, de esas culpas y sentirte pleno,  feliz y ser realmente libre, para eso estás aquí y eso es lo que mereces. ¿O no lo crees así?

Recuerda, el sufrimiento es opcional. De ti depende ser feliz… De nadie más.

“Nadie es libre hasta que se encuentra a uno mismo. La auténtica libertad es sentirse en paz con uno mismo.”

Si te gustó mi artículo compartelo con quien creas que le puede ser de utilidad.

Norma Valle,
Conoce más de mi Aquí

Mira tenemos más para ti:

Déjanos tus Amables Comentarios